miércoles, 30 de marzo de 2011

Blah, blah, blah.

Me gustaría decirte todo lo que siento;
Da igual que seas alto, bajo, gordo, delgado; chino, alemán, japonés, irlandes... Yo te quiero por lo que soy cuando estoy contigo, o mejor dicho, por lo que somos cuando estamos juntos. Por sé que lo que siento por ti no es una amistad, es algo más, mucho más... porque te has convertido en mis ganas de vivir, mis ganas de sentir, de sonreír, de ser feliz. Una sonrisa tuya, una mirada, o una simple palabra puede significar mi felicidad durante mucho tiempo. Pero, ¿sabes qué es lo peor? Que sé perfectamente que para ti no soy nada, tú eres feliz con tu vida, pero yo quiero formar parte de ella y que también seas feliz por mí. Supongo, que todo se quedará en eso, sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario